Viernes Sin Límites: 10 Formas de Aumentar Tu Productividad


Si hay algo que la gente lucha tanto por lograr como la felicidad, si no más, es una mejor productividad. Sin embargo, al igual que la felicidad, ser más productivo tampoco es gran cosa. La clave es trabajar de manera más inteligente, no más duro. Por lo tanto, si deseas maximizar tu productividad, no decidas dedicar muchas horas al trabajo; y prueba estos consejos para que las horas que inviertas en tu trabajo sean más productivas.

Mujer biohacker productiva

Toma descansos regulares.

Puedes pensar que es contrario a la intuición, pero tomar descansos cortos entre el trabajo en realidad aumenta la concentración, la creatividad y la memoria. Trabajar continuamente durante largos períodos de tiempo conduce al estrés, el agotamiento y la fatiga. Maximiza tu eficiencia en el trabajo tomando descansos frecuentes para refrescar y reabastecer tu mente.

Mujer biohacker tomando un descanso

Afronta la tarea principal primero.

A veces tienes muchas cosas por hacer en un día, pero siempre hay una tarea principal que por lo general las personas tratan de evitar y dejarla para el final. En estos casos, aborda primero esa tarea que es más ardua para que el resto del día sea mucho más fácil. Pero ¿qué haces si tienes más de una tarea difícil en tu plato? si tienes más de una tarea importante por delante, comienza con la más desafiante. De esta forma la siguiente tarea va a parecer más sencilla que la anterior.

Mujer biohacker trabajando duro

Aprende a realizar una sola tarea.

El cerebro humano no está diseñado para realizar múltiples tareas. De hecho, el multitasking reduce la productividad hasta en un 40%. Esto se debe a que alternar entre varias tareas limita tu concentración, dificulta la memoria de trabajo, aumenta el estrés y la fatiga mental. Así que aumenta tu productividad concentrándote en una sola tarea a la vez. También puedes utilizar herramientas como RescueTime o Timeular para asegurarte de no perder de vista el tiempo en el proceso. Además, evita comprometerte en exceso y evalúa tus prioridades con regularidad para evitar el agotamiento.

Hombre biohacker feliz trabajando

Sigue la 'regla de los dos minutos'.

David Allen habla sobre su 'regla de los dos minutos' en su libro “Getting Things Done”. La esencia es: si tienes una tarea pendiente que se puede completar en dos minutos, debes hacerla de inmediato, ya que llevará más tiempo revisarla y terminarla más tarde. Piensa en las tareas diarias como responder correos electrónicos, hacer la cama, lavar los platos, etc. Esta estrategia de administración del tiempo puede mejorar drásticamente tu productividad al eliminar la procrastinación y ayudarte a realizar más tareas en un día.

Mujer biohacker feliz trabajando

Planifica cada día la noche anterior.

Las listas de tareas son una gran herramienta de productividad. Te ayudan a mantenerte organizado y concentrado. Crear una lista de cosas por hacer antes de acostarse te da una ventaja en tu mañana, ya que ya has planeado lo que debes hacer en un día. Sin embargo, es importante tener en cuenta que tu lista de tareas pendientes no debe incluir más de dos o tres elementos. Mantenla realista y simple. Abarrotar numerosos elementos en tu lista solo te hará sentirte desorientado y abrumado. ¡Te invitamos a que empieces a anotar tres cosas todas las noches que quieras cumplir el día siguiente!

Hombre biohacker planificando su día

Aprovecha tu tiempo libre.

 En lugar de perder tu tiempo en las redes sociales, usa esas preciosas horas para obtener más conocimientos. Lee libros y artículos que te inviten a la reflexión o escucha un buen podcast. También puedes usar aplicaciones como Curious y Lingvist para aprender algo nuevo y constructivo. O bien, usa ese tiempo para planificar tareas importantes y responder correos electrónicos.

Mujer biohacker leyendo en su tiempo libre

Organízate.

 La ciencia dice que las personas con un espacio de trabajo desordenado son menos eficientes y más frustradas que aquellas que tienen un escritorio organizado. El desorden limita la capacidad de tu cerebro para concentrarse y procesar información. Esto, a su vez, contribuye al estrés y la fatiga. Así que mejora tu salud mental y eficiencia laboral ordenando tu espacio de trabajo. Empieza por deshacerte de todos los elementos no esenciales y asignarle un lugar adecuado a todo. La mejor manera de mantener las cosas organizadas sin sentirte abrumado o exhausto es limpiar tu escritorio de trabajo todos los días antes de irte a casa.

Hombre biohacker con tablero organizado

Elimina las distracciones digitales.

El estadounidense promedio pasa casi una cuarta parte de su jornada laboral navegando por las redes sociales en busca de actividades no relacionadas con el trabajo. Si bien navegar ocasionalmente a través de tu cuenta de Twitter o Instagram en un día no es algo malo, revisar constantemente tu teléfono en busca de actualizaciones de redes sociales es un gran inconveniente para la productividad. Establece un límite en la cantidad de tiempo que pasas en Internet. Además, desactiva las notificaciones de la aplicación o mantén tu teléfono en modo silencioso mientras trabajas para que las actualizaciones constantes no te distraigan.

Elimina las distracciones digitales

Haz una lista de cosas que no debes hacer.

Si bien ya hemos discutido los beneficios de crear una lista de tareas pendientes, una lista de cosas que no debes hacer también cambia las reglas del juego de la productividad. La idea es crear una lista de todas las actividades que planeas dejar de hacer para ser más productivo. Tómate un tiempo para analizar las cosas que podrías haber hecho de manera diferente o más eficiente, las tareas que no contribuyen a tus objetivos personales y profesionales, los hábitos improductivos que necesitas dejar atrás, etc. Te invitamos a preparar una lista de lo que no debes hacer y a trabajar para incorporar esos cambios en tu rutina diaria.

Mujer biohacker haciendo una lista

Duerme lo suficiente.

Dormir de siete a nueve horas cada noche es crucial para tu bienestar físico y mental. La Asociación Estadounidense del Sueño señala que más del 30% de las personas de 20 a 39 años y el 40% de las de 40 a 59 años informaron haber dormido menos de la cantidad recomendada de sueño. Según un informe de Harvard de 2007, la falta de sueño reduce la eficiencia y te hace más propenso a cometer errores. Estar bien descansado eleva el estado de ánimo, estimula la creatividad, reduce el estrés y mejora la memoria. También agudiza tu enfoque y mejora tu capacidad para tomar decisiones precisas en una fracción de segundo. Además, establecer una rutina matutina saludable también es un paso importante para prepararte para un día de mayor productividad.

Mujer biohacker durmiendo feliz

¡Comienza a implementar estas estrategias efectivas orientadas a la productividad hoy mismo y observa cómo se transforma tu vida!


1 comentario


  • Ana Ramos

    Estos productos son de Anway?


Dejar un comentario