Diez Hábitos que te Ayudaran a Manejar tu Estrés


Hoy tenemos más estrés en nuestras vidas que nunca: buen estrés, mal estrés, estrés rojo, estrés azul. No importa qué tipo de estrés sea, una crisis real o uno imaginado, el estrés es increíblemente dañino para nuestro cuerpo, mente y alma.

Mujer Biohacker Concentrada

Estos son mis hábitos favoritos de cuidado personal para lidiar con el estrés:

1. Acostúmbrate a notarlo.

Haz un inventario de todas las cosas que simplemente no se sienten bien en tu vida o que sabes que te están causando estrés. Por ejemplo, cuando te acercas a ciertas personas, lugares o situaciones ¿Sientes más estrés y tensión? Una vez que tengas tu lista en su lugar, mira qué puedes cambiar y hazlo. También puedes usar esta lista para predecir situaciones estresantes antes de que ocurran.

3. Acostúmbrate a pedir ayuda.

 Para lo que no puedes cambiar, necesitas un equipo. Construye un equipo de expertos para manejar tu lista. Un entrenador, en la parte superior de la lista, te ayudará con el panorama general y te mantendrá honesto acerca de tus esfuerzos. Otros miembros del equipo pueden ser un médico de familia que te escuche, un planificador financiero, un terapeuta de masaje y un compañero de ejercicio. Si no cuentas con los recursos para tener profesionales a tu lado, acude a tu familia y pídeles que se mantengan firmes y honesto frente a tus esfuerzos.

3. Acostúmbrate a recuperarte.

Piensa en el Plan A como tu plan básico de autocuidado mientras el estrés está bajo control. Ahora imagina que sucede algo y estás bajo estrés. En lugar de abandonar todos los cuidados personales porque no puedes hacerlo todo, ten un Plan B listo de antemano.

4. Acostúmbrate a relajarte.

Si practicas técnicas de relajación (respiración, meditación, imágenes, música) todos los días, cuando surjan situaciones estresantes tendrás las herramientas a tu alcance.

5. Acostúmbrate a la gratitud.

Nuestra actitud proviene de nuestras emociones y nuestras emociones provienen de nuestros pensamientos. Pensar en lo que estamos agradecidos y en lo que somos buenos puede mantener las cosas positivas. No se trata de rehuir lo que te desafía, se trata de abordar la vida desde un lugar de fuerza y ​​no como una víctima.

6. Acostúmbrate a crear.

Experimenta con una nueva receta en la cocina, escribe un poema, golpea un tambor, haz una manualidad, toma una clase de baile o haz algo más que te parezca creativo.

7. Acostúmbrate a guardar tus cosas.

El desorden físico realmente puede tener un impacto en los artículos de características mentales, la salud emocional y física. Deshazte de las cosas que no te hacen feliz cuando las miras. Organiza tus cosas. Encuentra un lugar para todo y mantenlo allí.

8. Acostúmbrate a respirar.

Esta es la forma más sencilla y rápida de relajarse en una situación estresante. En el momento en que te concentras en tu respiración, automáticamente se vuelve más lenta y profunda.

9. Acostúmbrate a soñar despierto.

Vete de vacaciones imaginarias. ¡Solo cierra los ojos y vete! Imagínate en algún lugar donde hayas estado o en algún lugar con el que hayas soñado.

10. Acostúmbrate a reírte.

Ríete a carcajadas todos los días.

¡No dejes que tu estrés te supere! ¿Cuál de estas estrategias puedes aplicar esta semana para controlar tu estrés?


Dejar un comentario